Logo Paula Arcila

Sin ítems en carro
  • bt redes
  • Facebook Paula Arcila
  • Twitter Paula Arcila
  • Youtube Paula Arcila

¿Perdonar o no una infidelidad?...he ahí el dilema

perdonar infidelidad

Es la pregunta que nos martilla la cabeza cuando pasa; es más,nos martiriza incluso cuando no nos ha pasado.

Son las eternas conversaciones entre amigas : “Si yo lo llego a pillar ni loca lo recibo de nuevo “ dicen algunas ; otras incluso se atreven a juzgar a las que lo han hecho : “que boba es menganita, ¿cómo fue que lo volvió a recibir?, si yo fuera ella … bla bla bla ”

Todas nos sentimos eruditas, hay quienes hasta se creen inmunes a esa epidemia mundial que anda regada como zika en Miami Beach y es la infidelidad.

Mi Facebook amanece todos los días con preguntas de personas que -imagino yo por los años que estuve en Quien tiene la razón- asumen que soy experta en el tema y que estoy en condiciones de darles algún “consejo”.Palabra que tengo absolutamente satanizada porque no me gusta dar consejos y mucho menos que me los den cuando no los he pedido. Así que como siempre respondo en esos mensajes, reitero que la única autoridad que tengo para hablar de estos temas es la que me ha dado la experiencia como cornuda. Y ojo que no solo la tengo porque me hayan puesto el cuerno sino porque en alguna ocasión también los puse.

Asumamos nuestra responsabilidad en todo este asunto. Es que no hay gente engañada, sino gente que se deja engañar. Digamos que el primer cuerno puede ser responsabilidad de ambos y es bueno entrar a analizar en qué fallamos y qué se puede mejorar;pues al fin y al cabo una relación es de dos. Pero de ahí en adelante los próximos cuernos que se perdonen son alcahuetería y pendejada de uno por seguir ahí.

Entiendo perfectamente el dolor,la ira,la decepción y todos esos sentimientos horribles que se apoderan de una cuando descubre una infidelidad pero si se va a perdonar tomando ambos la decisión como adultos responsables que están dispuestos a seguir adelante dándose una oportunidad,entonces cállese y siga escribiendo.

Sepárese un tiempo si es necesario mientras lo piensa y toma una decisión definitiva pero no aproveche cada discusión que aunque no tenga nada que ver con el cuerno es la excusa perfecta para sacar la cuenta de cobro y empezar de nuevo a pasar factura con los más altos intereses. Quítese ese complejo de entidad bancaria; si decide perdonar hágalo de corazón, y si no es capaz de superarlo entonces sepárese, déjelo, viva y deje vivir.

Por último, tenga en cuenta siempre que existen dos tipos de cuernos: el que le ponen a uno una vez y que quizás fue sin querer queriendo y está el cuerno que se aloja en nuestra cabeza como visita de suegra.Ese último lo pone el que es infiel por naturaleza y que jura una y otra vez que no lo volverá a hacer,mientras usted jura una y otra vez que no lo volverá a perdonar.

banner una reina


Más Artículos

En el tiempo que llevo recibiendo mensajes acerca de las relaciones de pareja muy mal llevadas, he leído de todo y no termino de sorprenderme. Tampoco me cansaré de aclarar (antes de que vengan los amargados y lo hagan por mí) que no soy terapeuta, ni sicológa ni nada. Que…
Leer más...
¿Quien no lo ha vivido? Que siente una que no es capaz ni de levantarse de la cama porque las fuerzas se han ido con ese ingrato que nos abandonó -o al que le pedimos que se fuera, da igual- Para las pocas cosas que queda algo de ánimo es…
Leer más...
  • Contacto

    Contacto Paula Arcila

    Nombre(*)
    Ingrese su nombre

    Email(*)
    Ingrese su email

    Asunto(*)
    Ingrese asunto

    Mensaje(*)
    Ingrese mensaje

    © Copyright Paula Arcila 2016. All Rights Reserved. Diseño & Desarrollo Origami Creativo